0
0 In Blog/ Gemas/ Plantas/ Ritual

Ritual a la Luna llena de Septiembre

Septiembre es un mes de cambios, de nuevos comienzos, de vuelta a empezar… La rueda de nuestro ritmo de vida vuelve a activarse, todo vuelve a ponerse en su lugar.

Es en septiembre cuando volvemos con nuevos proyectos de vida y con nuevas expectativas. Vuelta al cole, al trabajo, a los estudios, con proyectos que quedaron parados y que de nuevo tenemos ilusión en ponerlos en marcha. Es un mes que marca nuevo ciclo. Desde mi punto de vista, el año empieza en septiembre.

Por ello quiero traeros un ritual para que empecemos este nuevo ciclo con toda la fuerza posible, para que consigamos un impulso enorme a todo lo que nos propongamos. Aprovechando la Luna Llena de este mes, vamos a utilizar esta maravillosa energía que nos brinda la luna a nuestro favor, ella nos va a prestar su luz y luminosidad con mucho gusto.

Elementos para el RITUAL

  • Gemas: cuarzo, cornalina, cuarzo rosa, fluorita, amatista, ágata, etc. Si queréis trabajar el amor (familiar, pareja, amigos, etc) para este ritual elegid el cuarzo rosa o la aventurina verde, jaspe (más orientado para la pasión). Si preferís el ámbito laboral, elegid entre la cornalina, la amazonita, el hematite, el lapislázuli, fluorita o citrino. Para atraer el bienestar, apoyaros en el jade, en el citrino, en el cuarzo, amatista, el cuarzo rosa, ágata.  Podéis elegir la gema que más sintáis que os va a prestar su ayuda, incluso podéis combinarlas.
  • Vela: preferiblemente blanca.
  • Incienso: podéis elegir aquel que os haga sentir mejor y más relajados.
  • Papel y lápiz: lo necesitamos para anotar todo lo que nos queremos proponer.
  • Planta: Vamos a vincular nuestra petición con una planta. Ella reflejará el estado de nuestra petición.

Cómo lo llevamos a cabo:

En la noche de Luna Llena, encenderemos la vela y el incienso. Para abrir el ritual cogeremos la barrita de incienso y saludaremos los guardianes de los cuatro puntos cardinales, empezando por el Este, continuando con el Sur, el Oeste y por último el Norte. Cerraremos los ojos y pensaremos en nuestra petición. A continuación cogeremos el papel y el lápiz y anotaremos ese propósito, después se leerá en voz alta.

image-3

Leída vuestra petición, enterraréis una piedra/cristal en la maceta que habéis elegido para vincular vuestro deseo, el resto lo llevaréis con vosotros siempre que podáis. Debéis cuidar y mimar la planta de forma que quede siempre saludable, y con el mismo cuidado y tesón llevaremos a cabo nuestros propósitos.

Nota: Si la maceta, por lo que sea, se estropea, no penséis que es que no va a funcionar. La planta es un refuerzo, podéis incluso sustituirla, lo ideal es que la cuidéis y la miméis y que sea la misma desde el principio, pero no pasa nada (soy la primera a la que se le mueren las plantas en un abrir y cerrar de ojos). Hay que seguir adelante con esa meta que os habéis marcado, ese proyecto o deseo que más tarde o más temprano os será concedido y será porque os lo habéis ganado.

Una vez enterrada la piedra, se quemará el papel donde habéis escrito vuestro deseo y concluirá el ritual. De nuevo con el incienso cerraremos el ritual despidiéndonos de los cuatro puntos cardinales y de la Luna llena de septiembre, dando las GRACIAS por todo.

Este ritual es fenomenal para impulsar todo lo que os propongáis, aprovechad esta influencia 🙂

Gracias por leer!

Imágenes: 

Ilustraciones de la Luna de Katelyn Morse

 

 

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario