0

Materiales y cuidados

  • MATERIALES

Todas las gemas o piedras semipreciosas que utiliza Esmagic son piedras naturales, los cristales naturales son nuestra especialidad y nuestra esencia, diseños orientados al bienestar que pueden generar las gemas. Los acabados de las mismas pueden ser rodados, facetados, pulidos, en bruto o con barnices y tintes específicos.

Los materiales de montaje de los que se componen las piezas están libres de níquel y plomo. Se utilizan chapados en oro de una micra, que consiste en una capa de oro que se le aplica a la pieza.

Se utilizan también piezas en latón, que es un material que tiene un acabado dorado. Suele ser bastante resistente a la oxidación y al contacto de superficies húmedas, así como resistente al agua con un alta salinización. El latón es un material ideal para piezas de joyería y bisutería, por su durabilidad y resistencia, y al igual que la plata se puede limpiar con bicarbonato de sodio y limón para recuperar su brillo original.

Las piezas de Plata son de auténtica plata esterlina 925, indicada en las piezas y diseños que se utiliza.

Una gran parte de las piezas están compuestas y montadas a mano. Al trabajar con piedras naturales, siempre podrá haber pequeñas diferencias con las imágenes que aparecen en esta plataforma. Cada pieza es única, ya que cada piedras es diferente por sus características naturales, de veta o forma.

  • CUIDADOS GENERALES DE LAS PIEZAS

El agua, piscinas y perfumes son algunas de las cosas que pueden desgastar los baños, chapados brillos y pulidos de oro en el latón o plata. La suciedad o pequeños golpes también pueden conseguir que una pieza se deteriore y pierda su brillo y esplendor. El latón y la plata puede perder su brillo original en contacto con algunos productos químicos utilizados en perfumes, geles de baño, cremas, sudor, etc.

En cuanto a las gemas, hay que prestar especial atención con ellas, son cristales naturales, pequeños golpes y roces pueden desportillarla o romperla.

  • CÓMO CUIDAR LAS GEMAS Y LAS PIEZAS

Los baños de limón natural mezclado con bicarbonato de sodio cuando el latón o la plata se oscurecen son ideales. Otro truco que va muy bien es la pasta de dientes, al igual que con el baño de limón, se empapan las piezas y se frotan suavemente hasta que queden totalmente libres de líquidos o residuos. Esa acción hará que recuperen su brillo y tonalidad.

En el mercado también existen productos específicos para limpiar los metales como el latón, la plata, bronce, cobre, cromados, etc.

En cuanto a la limpieza de las gemas una vez adquiridas o si las notamos cargadas y han perdido su halo y brillo inicial, aquí los consejos:

  • Limpiar la gema con agua y sal o con infusión de salvia. Secarla suavemente con un trapo de algodón, las piezas de joyería y bisutería no deben quedar mojadas y húmedas mucho tiempo o pueden oscurecerse y perder los baños y chapados.
  • Cargarla con la luz de la luna llena, con el Sol, con el sonido de los cuencos tibetanos, con pétalos de rosa o con lluvia, enterradas en la tierra y con miel para casos de piedras en bruto, talladas o pulidas sin metales.
  • Si una gema se rompe y no podemos reutilizarla, lo mejor es enterrarla y devolverla a la tierra.

Las gemas emanan de forma natural una energía que las hacen atractivas, creando un halo a su alrededor que incita a que los demás las toquen. Se recomienda que nadie, salvo nosotros, toque nuestras gemas. Sin querer somos portadores de multitud de energías tanto positivas como negativas, y las gemas las recogerán cual esponja.

Existen algunas gemas que con la exposición del sol se aclaran o se oscurecen, eso no quiere decir que la gema se haya deteriorado, simplemente es el efecto que produce el sol en contacto con sus propiedades físicas y químicas.