0
0 In Blog/ cristales/ gemas y piedras naturales/ Gemoterapia

El poder de tres en Cristaloterapia

Piezas Esmagic colgante amatista esfera de amatista
He tenido el privilegio de asistir a una formación en Cristaloterapia con las enseñanzas de Nina Llinares. Una de sus técnicas con cristales para conocer mejor sus beneficios y propiedades consiste en usar el cristal de tres formas:

  1. – Usar el cristal en forma de colgante o de abalorio sobre el cuerpo.
  2. – Usar el cristal en agua enriquecida o elixir.
  3. – Usar el cristal mientras dormimos, situarlo debajo de la almohada o tenerlo cerca de nuestro cuerpo mientras descansamos.
Para conocer mejor la vibración del cristal , se recomienda trabajar de estas tres formas durante un tiempo prolongado, a ser posible 4 semanas, puede ser más tiempo si así lo sentimos.

1. Por qué un colgante o abalorio sobre nuestro cuerpo?

Un colgante a la altura del chakra del corazón recargará continuamente el cristal, su ritmo cardíaco emana vibraciones muy positivas lo cual hacen que la piedra esté cargada constantemente.

Los colgantes con cristales también hacen de escudo a determinadas energías negativas que nos rodean e impactan sobre nuestro campo energético, sobre todo las piedras oscuras, como el ónix, la obsidianda, la turmalina, el cuarzo turmalinado (esta última piedra combina las propiedades del cuarzo y la turmalina, lo cual la hace una excelente piedra protectora), etc.

Si no podemos tener un colgante, podemos utilizar una pulsera, anillos o pendientes. La simetría también es importante, por ejemplo, si utilizas una pulsera, mejor que sean dos, así como los pendientes, uno a cada lado de nuestro cuerpo para mantener ese escudo protector equilibrado. El colgante al estar en nuestro centro irradia de forma circular y envolvente.

2. POR QUÉ usar agua enriquecida o elixires?

Imagen Elixir cristales agua energizada, agua enriquecida con cristales, piedras energéticas, cristales energéticos

El agua puede enriquecerse con los cristales, se empapa de sus propiedades y al beberla pasan a nuestro organismo. Lo más recomendado es utilizar elixires de la familia de los cuarzos, ya que son piedras que no contienen sustancias químicas que nos pueden dañar a nivel interno y que no les va a dañar estar sumergidos en agua.

Se puede hacer de otra manera para piedras que no deben estar en contacto con el agua de manera continuada (lapislázuli, turquesa, calcita, etc) y es colocar las piedras aisladas en un cuenco de cristal y ese cuento sumergirlo sobre agua. También el agua se empapará y quedará irradiada de la energía de esas piedras, aunque no estén en contacto directo con el agua.

Se debe hacer con agua mineral o de manantial, no tendría la misma energía hacer un elixir con agua del grifo que con la primera recomendación.

Una vez elegida la piedra o cristal con el que queremos trabajar beberemos a lo largo del día esa agua energizada o enriquecida con las propiedades del mineral.

3. POR QUÉ USAR un cristal mientras dormimos?

Tener una piedra cerca de nuestro cuerpo mientras dormimos ayudará a trabajar a nivel subconsciente esa energía, ese programa al que intentamos acceder nos será más fácil acceder a este mientras dormimos, ya que es a través del inconsciente donde guardamos bajo llave muchas claves para mejorar y tomar conciencia de lo que necesitamos mejorar.

Dormir es necesario, es nuestra forma de recargarnos, de cargar las pilas. De alguna forma dormir hace que nos conectemos a ese “enchufe invisible” que hace que nos llegue la energía a nuestro cuerpo. Utilizar el mineral mientras dormimos y soñamos nos ayudará a prestar atención al programa del cristal o piedra que hayamos elegido y su influencia aumentará sobre nosotros de forma considerable.

Combinando estas tres acciones notaremos de una forma totalmente efectiva la influencia del cristal que elijamos y nos sentiremos completamente reforzados en el área que necesitábamos.

Amatista, colgante de amatista, esfera de amatista, el poder de tres, esmagic, sanar con cristales, piedras energéticas

Qué cristal necesito?

Podemos guiarnos por los SIETE CHAKRAS de nuestro cuerpo y aquel que sintamos más bloqueado empezar a trabajarlo con este sistema de tres:

Primer Chakra (Muladhara): Rige la energía física y la vitalidad. Relacionado con la creatividad, con la energía creadora, también con la fertilidad y la capacidad de reproducción.

  • Piedras asociadas al primer chakra: Rubí, granate, jaspe rojo, piedra de sangre, hematite, jaspe sardo, rodonita, etc. Serán todas las piedras rojizas.

Segundo Chakra (Svadhisthana): Chakra de la expresión, cómo nos relacionamos con el mundo, con las personas, y cómo gestionamos nuestras emociones. Relacionado también con la sexualidad, con los bloqueos, con las inseguridades, con las emociones que crean todo tipo de relaciones, sean familiares, amistosas, de pareja, laborales, etc.

  • Piedras asociadas al segundo chakra: todas las anaranjadas, ámbar (resina fosilizada), cornalina, ópalo de fuego, jaspe anaranjado, calcita naranja, aventurina naranja, etc.

Tercer Chakra (Manipura): Tiene relación con el Ego, la autoafirmación, el poder y la realización personal, la autoexpresión del YO SOY Y AQUÍ ESTOY.

  • Piedras asociadas al tercer chakra: todas las amarillas y las marrones, ojo de tigre, topacio, ámbar, citrino, fluorita amarilla, cuarzos ahumados claros, etc.

Cuarto Chakra (Anahata): Centro vital del equilibrio entre los chakras llamados superiores y los inferiores. Su energía es el puente entre ambos, entre la energía material y la espiritual (incluyéndose este chakra en espiritual). Relacionado con la Verdad, con la Salud, con lo que nos hace sentir en equilibrio, en paz y en AMOR. Emociones como la compasión, la solidaridad, la capacidad de entrega, el altruismo, la bondad, todas originarias del sentimiento más elevado que existe, el AMOR, se encuentran localizadas en este chakra.

  • Piedras asociadas al cuarto chakra: todas las verdes y rosas, cuarzo (verde y rosa), turmalina (verde y rosa), jaspe verde, kuncita, crisoprasa, peridoto, olivino, aventurina, rodocrosita, rodonita, amazonita, ágata musgo, fluorita, etc.

Quinto Chakra (Visudha): Rige el poder de la palabra, el sonido único y personal de cada uno, la capacidad de sanarse a uno mismo a través de su voz o sonido. Hay palabras de poder que al ser pronunciadas elevan la vibración a niveles muy altos, como los nombres sagrados y los mantras. El poder de materializar nuestro pensamiento en palabra y en acción, asociado a la comunicación y a la acción.

  • Piedras asociadas al quinto chakra: piedras azules como la aguamarina, turquesa, amazonita, topacio azul, zafiro, crisocola, fluorita azul, celestina, angelita, etc.

Sexto Chakra (Ajna): Relacionado con la visualización, con la percepción, la intuición, la imaginación. Creamos visualizando previamente, dejamos que nuestra forma de percibir nos ayude a crear las imágenes. Dónde “vemos”, y ejercemos uso de nuestra creatividad. En este chakra confluyen la salud físico, mental, emocional y espiritual.

  • Piedras asociadas al sexto chakra: de azul oscuro e índigo como la azurita, sodalita, zafiro, lapislázuli, fluorita, etc.

Séptimo Chakra (Sahasrara): Es el canal receptivo a las energías invisibles y visibles, por el que se capta las distintas frecuencias y vibraciones. Es como nuestra antena, nuestra emisora, ya que a través de ella emitimos y captamos las ondas energéticas que nos rodean. Regula el miedo a la muerte, al dolor físico, nos ayuda a Ser conscientes de un todo del que formamos parte.

  • Piedras asociadas al séptimo chakra: cristales y piedras moradas como la amatista, fluorita, cuarzo transparente, cuarzo herkimer, cuarzo rutilo, etc.

BIBLIOGRAFÍA

- "Cristales de Sanación" de Nina Llinares

- Imágenes pertenecientes a Esmagic, a Unsplash y a My darling Muse

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario